Group Picture
03-06-2024

¿Qué es un modificador de fricción y cómo funciona?

Una de las características más importantes de un lubricante es la reducción de la fricción entre dos superficies. Además del aceite base, se añaden aditivos para realizar esta función. Los modificadores de fricción se utilizan para aumentar la lubricidad. Pero, ¿qué son los modificadores de fricción y cómo funcionan?
Compartir

Los modificadores de la fricción son sustancias químicas solubles en aceite que se utilizan como aditivos en lubricantes para motores de combustión interna y transmisiones. Los modificadores de fricción se utilizan inicialmente para aplicaciones como fluidos de transmisión, dirección asistida, aceites para engranajes de deslizamiento limitado y fluidos para tractores. Su principal objetivo es suavizar el movimiento en las piezas móviles para evitar el desgaste de las superficies metálicas. También pueden denominarse aditivos de lubricación límite. Esto se debe principalmente a que pueden evitar el contacto directo de las superficies sólidas reduciendo la fricción y el desgaste. Esto, a su vez, ayuda a mejorar el ahorro de combustible del motor.

Una molécula modificadora de la fricción consta de dos partes: un extremo polar (cabeza) y un extremo soluble en aceite (cola). La cabeza se adhiere a la superficie metálica para crear un amortiguador de la superficie metálica contra otra superficie metálica. La cola se levanta como un rollo. Estas moléculas se sostienen cuando las superficies amortiguadas entran en ligero contacto entre sí. Así se forma una gruesa película límite más blanda que las superficies metálicas.

Entrando en detalle con esto, nos encontramos con los aditivos antidesgaste (AW) y de extrema presión (EP). Ambos aditivos actúan desarrollando una película duradera sobre la superficie metálica cuando se produce una reacción. Los aditivos AW deben utilizarse cuando hay cargas bajas y velocidades altas para reducir la tasa de desgaste continuo. Los aditivos AW más utilizados en los lubricantes son los dialquilditiofosfatos de zinc (ZDDP). Pero cuando la carga es muy pesada y se trabaja a altas temperaturas y bajas velocidades, se deben utilizar aditivos EP para prevenir el daño del motor. Los más utilizados son el disulfuro de molibdeno.

Dado que las normativas sobre emisiones de los vehículos son cada vez más exigentes, es probable que se impongan restricciones a los aditivos de los aceites de motor. Aunque los aceites de motor modernos dependen en gran medida del ZDDP para proporcionar propiedades antidesgaste, antioxidantes y anticorrosión, son un objetivo probable para el control de emisiones, ya que contienen fósforo, azufre y zinc.

El impacto de estos elementos ya ha sido estudiado por el control de emisiones y no es necesariamente positivo. Lo más probable es que esto lleve a innovaciones como la reducción del ZDDP en los aceites de motor para asegurarse de que no se perjudica el rendimiento del motor y se sigue utilizando el modificador de fricción a través de otros aditivos alternativos.

Rymax Lubricantes utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia en nuestro sitio web. Lea más sobre cómo utilizamos sus cookies en nuestra declaración de cookies. 

Seleccione su región